Optimiza el funcionamiento de tu SSD en Windows 10

Si compramos un nuevo SSD para nuestro ordenador de sobremesa o pc portátil, o incluso si compramos uno de estos dispositivos con un disco solido ya preistalado no esta de más hacerle unos retoques al mismo para optimizar el funcionamiento de tu disco SSD en Windows 10.

Activar AHCI en Windows 10 | Cambio de modo SATA en AHCI

Una de las primeras cosas que tienes que hacer es ir a la BIOS de tu PC y acceder al modo configuración de almacenamiento para cambiar el modo SATA en AHCI. Esto sera diferente en cada modelo de ordenador por lo que no se puede realizar un tutorial único.

Lo que debéis buscar son palabras clave como Storage, HDD, Devices, SATA, Hard Disk, etc… ya activar: AHCI en Windows 10

BIOS modo AHCI Windows 7,8,8.1 y 10 SIN formatear

Vamos a cambiar la BIOS del modo Ide (normal) al modo Ahci para aumentar la velocidad del sistema.

Para ello nos metemos en el símbolo del sistema con permisos de administrador:

  • bcdedit /set {current} safeboot minimal

Reiniciais entráis en la bios y cambiáis a AHCI, luego iniciáis y ponéis esto:

  • bcdedit /deletevalue {current} safeboot

Si no os funciona probáis sin los corchetes {}.

¿Qué opción te parece más fácil?

Activar TRIM en modo automático

Esto es especialmente importante, ya estamos dentro de la configuración en Windows 10, un sistema operativo que soporta TRIM. La principal ventaja es que las órdenes TRIM permiten que el Windows indique al SSD qué bloques de datos ya no están usándose en la actualizad, y este último pueda eliminarlos como mayor facilidad.

En caso de que no activemos el TIRM, Windows 10 solo marcaría esos bloques como “no utilizados”, pero esta información no llegaría correctamente a la unidad de almacenamiento y se quedarían así de por vida. El objetivo básico de al activar esta característica, es que durante toda la vida útil del SSD, el mismo no se reduzca su velocidad.

Extra: Consejos y claves para comprar un disco SSD

¿Como se si tengo el TRIM activado o desactivado? Para saber esto tenemos que ir a la  consola de administrador (Inicio, escribimos cmd, lo abrimos) y ponemos en la barra de comandos lo siguiente:

fsutil behavior query disabledeletenotify

Si el resultado que nos marca es 0, entonces tenemos TRIM activado. En caso de tener desactivado, tendríamos que utilizar este otro comando para activarlo:

fsutil behavior set disabledeletenotify 0

Además de activar TRIM, este comando en Windows 10 debería desactivar otras funciones como la desfragmentación, SuperFetch, y ReadyBoost.

Desfragmentación automática

Una de las grandes diferencias de los discos duros mecánicos, los SSD no necesitan desfragmentarse e incluso, desde el punto de vista tecnico, es peor hacerlo cuando tenemos uno. ¿Por qué ocurre esta paradoja?

Por que si tuviésemos activada la desfragmentación de forma automática en el disco duro, haríamos que periódicamente se llevasen a cabo muchos procesos de escritura en el SSD, algo que hay que evitar al máximo con estos dispositivos, ya que reducen notablemente su vida útil.

Así que ya sabes desactiva la desfragmentación de forma automática.

SuperFetch

En cuanto a SuperFecth, la misma es una nueva tecnología de administración del almacenamiento que ayuda a acceder de forma más rápida a los archivos contenidos en los discos duros tradicionales.

El funcionamiento de SuperFecth es bastante básico pero efectivo, Windows “aprende” qué programas y aplicaciones sueles abrir con mayor frecuencia, de esta manera los mantiene precargados en la memoria del equipo muchos antes de que los ejecutes, para que cuando vayas abrirlos estos se ejecuten de forma más rápida.

Pero como ya te habrás dado cuenta, en los SSD este servicio resulta bastante innecesario pues estos dispositivos ya cuentan con una alta velocidad mucho mayor a la que podríamos conseguir con el funcionamiento del SuperFecth.

Así que ya sabes desactiva el SuperFecth.

Es importante desactivar la la indización de Windows, un servicio de Windows 10 que proporciona indización de contenido, almacenamiento en caché de propiedades y resultados de búsqueda para archivos y datos, correo electrónico y otro tipos de contenido.

Esta función acelera la búsqueda de contenidos, lo que hace a Windows ser una forma mucha más rápida a la hora de realizar búsquedas. Pero al igual que ocurre con el SuperFecth, velocidad de un SSD con respecto a la de un disco duro mecánico, hace que esta función nos sea de muy poca utilidad, simplemente hace trabajar más al disco solido acortando su vida útil.

Para desactivar la indización de Windows, pulsaremos la combinación tecla Windows + Q. Ahora para realizar una búsqueda en las opciones del sistema, escribimos la palabra “servicios” y debería aparecer la opción ver servicios locales.

Al acceder a esta lista nos aparecerán todos los servicios locales y su estado actual. Buscamos Windows Search y lo deshabilitamos. Tambien debemos comprobar que SuperFecth y la desfragmentación de forma automática estén deshabilitados.

Restaurar sistema

Este ultimo paso ya es obligatorio, diversas pruebas han demostrado que esta característica de asignar puntos de restauración en el disco SSD que puede entrar en conflicto con el disco SSD, y con el funcionamiento de TRIM.

Hasta el punto de que tener activada esta característica de Windows, puede llegar a degradar el rendimiento del disco SSD en una pocas semanas, hasta Intel también se pronunció al respecto para recomendar su desactivación al hacer uso de sus discos SSD.

También hay que tener en cuenta que ahorraremos una gran cantidad espacio en nuestra unidad solida, algo importante ya que los SSD más vendidos aun hoy en día son de pequeño, todo sea por ahorrar.

Si queréis las opciones de restaurar sistema, pulsamos la combinación tecla Windows + Q, escribimos la frase “configuración avanzada” y entramos para ver la opción Ver la configuración avanzada del sistema.

En la pestaña de Windows protección del sistema, seleccionamos nuestro SSD entramos en Configurar… y marcamos Desactivar protección del sistema.

Evitar que el disco SSD o el PC se apague por inactividad

Otra de las opciones que debemos tener en cuenta a la hora de optimizar nuestro PC para funcionar con memorias SSD es evitar que Windows 10 (valido para 7 y 8) apague el disco duro cuando se encuentre inactivo.

Esta función viene heredada de los discos duros mecanicos, donde apagar el HDD  resultaba en un pequeño ahorro de energía debido a sus partes móviles. Como ya sabrás, los discos SSD no tiene partes móviles, por lo que no hay ahorro de energía al apagarlos.

Manos a la obra, pulsamos la tecla Windows + Q, y escribimos “Cambiar la configuración para ahorrar energía” hasta llegar a la opción correspondiente. Al entrar en la misma, veremos 3 planes de energía:

  1. Equilibrado
  2. Alto rendimiento
  3. Economizador.

En un PC de sobremesa lo más habitual es que querremos el modo de ALTO RENDIMIENTO, pero quizás en un ordenador portátil busquemos otro que nos alargue la vida de la batería.

Dentro de nuestro plan, seleccionamos cambiar la configuración avanzada de energía, y entre las opciones buscamos ‘Disco Duro’ —> ‘Apagar disco duro tras…’ y establecemos un valor de 0.

Para una completa optimizacion de nuestro equipo de cara a utilizar memorias SSD, también buscaremos la opción ‘Suspender’ y dentro de la misma veremos que hay 2 llamadas “Suspender tras” e “Hibernación” además de otra, las cuales vamos establecer en “nunca”.

Como ya te habrás dado cuenta, una de las principales características para mejorar el rendimiento de los discos SSD es intentar reducir las tareas de escritura en el SSD al máximo ya que a la larga, el SSD podría resentirse, tened en cuenta su vida útil.

Desactivar el archivo de paginación de Windows

La principal función del archivo de paginación de Windows 10, es evitar que la memoria RAM de nuestro equipo se llene al ejecutar demasiados programas a la vez, intercambiando los datos del SSD/HDD con los de la memoria RAM, esto hace que se escriban muchos más datos en los SSD, justo algo que tratamos de evitar.

Muchas veces no utilizarás toda tu memoria RAM; por ejemplo podrías contar con 8GB ou 16GB y la mayor parte del tiempo utilizar 3GB de memoria RAM. Deshabilitar esta característica de Windows puede ahorrarte también unos cuantos gigas al mes en tu SSD, lo cual es un dato importante cuando contamos con un disco solido de 64GB, 128GB o incluso 256GB.

Si tienes en tu ordenador un combo de HDD + SSD, también tienes la opción de mover el archivo de paginación a uno de estos discos duros mecanicos tradicionales.

Al igual que antes, pulsamos tecla Windows + Q, y escribimos “rendimiento”, seleccionamos la opción Ajustar la apariencia y rendimiento de Windows. En la nueva ventana que se nos abrirá, vamos a la pestaña llamada Opciones Avanzadas/Memoria Virtual pulsamos en Cambiar. (Es posible que tengamos que ejecutar esto como administrador)

Desmarcamos la casilla que dice Administrar automáticamente el tamaño del archivo de paginación para todas las unidades de almacenamiento. Ahora seleccionamos nuestro disco SSD, pulsamos Sin Archivo de Paginación y le damos a Establecer, e indicamos que SI.

Para utilizar solo el archivo de paginación de Windows en nuestro disco mecánico HDD, una vez realizado los pasos anteriores, seleccionamos en la lista el HDD que nos interese activar la paginacion, y marcamos la opción “Tamaño administrado por el sistema”.

Desactivar Prefetch de Windows 10

Ya estamos terminando con la optimizacion de tu disco de estado solido, el ultimo paso que te recomiendo es desactivar el Prefetch. Este servicio de Windows es el que se encarga de copiar archivos abiertos recientemente a una área contigua a la utilizada en los discos duros mecánicos tradicionales, para que de esta manera se pueda acceder rápido a los datos.

Esta función, debido a la gran velocidad de los discos SSD resulta un poco inútil, y desactivar el Prefetch nos ahorrará una cantidad casi imperceptible de espacio, pero sí que reduciremos las tareas de acceso diario al SSD, prolongando su vida útil. 

Para desactivarlo de manera permanente, pulsamos tecla Windows + R, escribimos “regedit” sin las comillas, y buscamos la siguiente entrada:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Control\Session Manager\Memory Management\PrefetchParameters

Nos fijamos en si EnablePrefetcher lleva el valor 0. Si no está a 0, le damos a Modificar y cambiamos su valor a 0 para tener el Prefetch inactivo. 

Hasta aquí esta guía practica para optimizar un SSD en Windows 10, aunque muchos de estos consejos son igualmente validos en Windows 7 y 8.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Chip Vida
Logo